Etapa 3.0

Treintañera. Ayer fue el día temido, cambié de década. Siempre sentí respeto por la llegada de los treinta, pero no hubo sensaciones extrañas ni tragedias griegas como me había imaginado.

Continúo utilizando el mismo modus operandi matutino facial, de momento los mil tratamientos diarios antiarrugas podrán esperar. Hacerme la manicura me sigue dando grima. Tampoco me ha explotado el tic tac del reloj biológico en el tímpano, de hecho sigo sufriendo los mismos “agradables” síntomas de hace quince años. No me han cambiado los gustos drásticamente, continúo idolatrando a Mónica Naranjo, riéndome con el mismo tipo de chistes y leyendo la misma literatura a la que venía acostumbrada, por poner algunos ejemplos. ¿Los huesos? Podrían estar mejor si no fuera por la bendita mochila de la EGB, gracias.

Los sueños si han evolucionado. Unos se han quedado obsoletos en el camino, otros se han hecho palpables, otros muchos siguen escritos en la META mientras voy trazando el camino para conseguirlos. Si bien es cierto que todos nos imaginamos cómo será nuestra vida a cierta edad. ¿Cuántos acertamos? ¿Cuántos seguimos queriendo esa vida según vamos caminando? Los sueños, las metas, los objetivos… todo eso cambia, cambian nuestras prioridades, también cambian las oportunidades, el contexto.

¿Vértigo? Un poco, cuesta asumir la vida adulta. Demasiadas responsabilidades, personas que se han ido para no volver, explicaciones, decisiones y un largo etcétera de cosas que cuando somos niños pensamos qué fácil resolveríamos las tonterías de los mayores (si escuchásemos más a los niños) y cuando somos adolescentes nos impacientamos por ser respetados como adultos (incautos…). Pero, para qué negarlo, es estupendo cuando los demás se sorprenden al saber tu edad (o, al menos, fingen muy bien). Es estupendo… hasta que algún educado infante diga “señora…”. A mi personalmente me gusta decir la edad que tengo, ¿por qué no? Tener una edad u otra no nos hace mejores ni peores. No siento orgullo ni vergüenza, simplemente representa el número de años que he vivido.  

Conclusión (aquí un divertido enlace que viene al caso): Mis treinta no son los treinta que cierta niña soñó allá por finales del siglo XX. Pero son los treinta que mirando atrás son el resultado de todo lo que he querido vivir, las oportunidades las coges o las transformas, pero todas te llevan a un lugar. Ese lugar en el que me encuentro no es más que un punto y seguido. Todo ello me llevará a situaciones, personas, vivencias que no he imaginado. Lo más maravilloso del  ejercicio de imaginar es precisamente eso, lo que no alcanzamos a imaginar.

Disfruten de la sorpresa y déjense llevar por las sensaciones. Porque mientras haya fuego, habrá vida.

 

“La gente se siente sola porque construye muros en lugar de puentes.” John. F. Newton

Por último quiero recomendar uno de los últimos libros que he leído y que me ha hecho meditar bastante: “El retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde. El personaje de Lord Henry me ha fascinado.

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Marta
    Dic 10, 2012 @ 15:35:24

    Me encanta la conclusion!!! Lo importante es el camino y los resultados imprevistos 😉

    Responder

  2. tornegoncer
    Dic 21, 2012 @ 21:08:35

    Bienvenida al treinteañerismo, yo me estoy acercando al ecuador y la verdad es que aún sigo buscando dentro de mí al señor adulto que se supone debería ser, pero no es fácil encontrarlo.

    Escribes muy bien, no dejes de tuitear las entradas, tu blog merece difusión!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

FAAEE

FAAEE+Antropología

AZTE-K

Sabores de Mexico

myboyfriendthecrocodile

From living the high life with Prince Charming in Chicago to divorcing her 2nd Spanish husband (aka “the crocodile”) + 2 kids later. Here is blog about the realities of a 21st century woman. Happy reading ladies!

MartuBlog

Política, cosas de Martu y hasta tontunas...

Á Sombra de Bouza Panda

O blog de Rafael Quintía

ePIDEmicas

Escribimos posibles imposibles, con la cabeza o con el corazón, pero siempre se nos ve la pluma.

El Antropólogo Principiante

Aprendiz de Antropología Social y Cultural

Instituto Jane Goodall Senegal

Programa de conservación del chimpancé de África del Oeste y gestión sostenible de los recursos naturales del Instituto Jane Goodall España .

SUPERVIVENCIA DIRECTIVA |sólo el cambio permanece

Era de la Innovación. Liderazgo Human Capital Gestión Cambio RRHH Virginio Gallardo

gentequeviaja

Un blog para viajeros que aman otras culturas

Laboratorio para Sapiens

Un espacio creado por ROSA M. TRISTÁN para investigar y profundizar en el trabajo y la vida de aquellos seres humanos que aportan sabiduría en este pequeño y maltratado planeta azul

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

ferroleconomiaycintasdevideo

Just another WordPress.com site

SERENDIPIA |Escuchando las oportunidades de cada día

Un blog de Alicia Pomares sobre recursos humanos, innovación, redes sociales corporativas, 2.0

ANTROPOTHINGS

para entendernos

De Boca en VocaBlog

Damos que hablar

A %d blogueros les gusta esto: