Risa y… ¡acción!

Gracias al grupo de teatro en el que participo y a nuestro mentor, Luis G. Ramos, ayer pudimos participar en un taller de risoterapia. Acudí con mucha curiosidad pero también con algo de miedo. Miedo al ridículo, a sentir vergüenza, a no reírme como esperaba.
El miedo nos impide disfrutar al cien por cien de las experiencias, pero también es cierto que quien acude a este tipo de actividades lo hace por algún motivo: por superar la timidez, por probar algo nuevo, por superar un estado de ánimo oscuro, simplemente porque si o sencillamente por lo que sea. Hay tantas razones como personas.
El risoterapeuta (no sé a ciencia cierta cómo se denomina al profesional que monitoriza la risoterapia, pero con el permiso de todos ustedes yo le llamaré así) era un profesional certificado para ejercer el denominado “Yoga de la risa” (un tipo de actividad que viene de la India). Al parecer el yoga de la risa es internacional y es una combinación entre yoga y risa. Así de sencillo… y así de complicado. No voy a explicarles de qué va porque no lo tengo claro ni yo misma, pero pueden investigar en internet, hay bastante información. Mi humilde intención no va más allá que de comentar cómo esta humilde servidora vivió dos horas de risoterapia.
Comenzamos metiéndonos cada uno de nosotros en la mente de un niño/a de la edad que nos diera la real gana. Vital ser un niño para reírse sin vergüenza, para hacer el ganso sin preocupaciones, para hacer y deshacer sin tener en cuenta los ojos ajenos. Simultaneábamos ejercicios en los que había que forzar la risa con ejercicios de respiración y relajación. Parece mentira pero reírse agota físicamente, el esfuerzo pulmonar hace mella. Realizamos también ejercicios de contacto físico los unos con los otros, puede sonar lascivo pero nada más lejos de la realidad, estos ejercicios de confianza y relajación sientan estupendamente.
Éramos un grupo de unas veinte personas, varios grupos de teatro pero que no nos conocíamos todos. Lo cual podría parecer una dificultad para romper el hielo, no lo fue en absoluto. Hubo personas más tímidas (entre las que me incluyo) que sentimos el empujón de las personas más “payasas”. Unos nos compensábamos con los otros. Para alguien como yo a quien le cuesta un mundo llegar a la carcajada, gracias a esta sesión y gracias también a las risas contagiosas de alguna integrante, conseguí soltarme plenamente en un par de ocasiones. Reírme a carcajadas dos o tres veces en un intervalo de tiempo de dos horas ha sido realmente una sensación de desahogo, de evasión plena. Acabé la sesión con la sensación de haber estado haciendo ejercicio físico y con un nivel de estrés realmente bajo.
Hacer el tonto con tus amigos es cómodo y divertido, pero hacerlo con desconocidos o pseudo-desconocidos es liberador y hace ganar muchísima confianza.
Personalmente recomiendo este tipo de actividad, no sólo como terapia sino como pasatiempo.
Un consejo: no fumen “antes de”, van a necesitar su aparato respiratorio.

Les invito a reírse. Los sabios dicen que nos riamos de nosotros mismos, eso es importante, claro que si. Pero yo les invito a reírse porque si, sin motivo. ¡La sonrisa es algo tan agradable! Sonrían y les sonreirán.

Les deseo que se contagien… de muchos ataques de risa 🙂

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Café Desvelado
    Ene 05, 2013 @ 16:11:01

    Gracias por contar la experiencia, tengo ganas de probarlo! como dijo Charles Chaplin: día sin risa es un día perdido. En nuestro blog también invitamos a reír, pásate cuando quieras
    http://cafedesvelado.com/2013/01/05/laugh-out-loud/

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

FAAEE

FAAEE+Antropología

AZTE-K

Sabores de Mexico

myboyfriendthecrocodile

From living the high life with Prince Charming in Chicago to divorcing her 2nd Spanish husband (aka “the crocodile”) + 2 kids later. Here is blog about the realities of a 21st century woman. Happy reading ladies!

MartuBlog

Política, cosas de Martu y hasta tontunas...

Á Sombra de Bouza Panda

O blog de Rafael Quintía

ePIDEmicas

Escribimos posibles imposibles, con la cabeza o con el corazón, pero siempre se nos ve la pluma.

El Antropólogo Principiante

Just another WordPress.com site

Instituto Jane Goodall Senegal

Programa de conservación del chimpancé de África del Oeste y gestión sostenible de los recursos naturales del Instituto Jane Goodall España .

SUPERVIVENCIA DIRECTIVA |sólo el cambio permanece

Era de la Innovación. Liderazgo Human Capital Gestión Cambio RRHH Virginio Gallardo

gentequeviaja

Un blog para viajeros que aman otras culturas

Laboratorio para Sapiens

Un espacio creado por ROSA M. TRISTÁN para investigar y profundizar en el trabajo y la vida de aquellos seres humanos que aportan sabiduría en este pequeño y maltratado planeta azul

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

ferroleconomiaycintasdevideo

Just another WordPress.com site

SERENDIPIA |Escuchando las oportunidades de cada día

Un blog de Alicia Pomares sobre recursos humanos, innovación, redes sociales corporativas, 2.0

ANTROPOTHINGS

para entendernos

De Boca en VocaBlog

Damos que hablar

A %d blogueros les gusta esto: