¿Quién manda aquí?

Cincuenta sombras de Grey. Seguro que ya saben de qué estoy hablando. Si no lo han leído, se lo habrán contado. Yo estoy en ello, inmersa en medio de la trilogía.

1355706591362

No es mi tipo de literatura, me hablaban de la historia y no me llamaba en absoluto la atención. Lo que me llamaba poderosamente la atención era la cantidad de personas (todas féminas) que lo estaban devorando. Pero entonces me lo regalaron y me vi inmersa en el enganche a esta historia. Lo confieso, estoy enganchada al Sr. Grey, a su personalidad y a sus cincuenta sombras. Además, no hay café con amigas en el que no salga este hombre y lo que representa a relucir. No voy a hablar sobre estos tres libros (aunque en realidad se trata de un libro en tres entregas, un buen recurso marketiniano) ni del negocio que está suponiendo no solo para la literatura de este género, sino también para los accesorios y juguetes para adultos. Voy a hablar del quiz de la cuestión: El SADOMASOQUISMO desde el punto de vista ANTROPOLÓGICO.

Precisamente este tema me cayó en el examen de Antropología de la sexualidad de la carrera. Cuando estudié esta asignatura yo no había leído ningún libro sobre este tema y las únicas películas que había visto eran “Quills” (sobre el Marqués de Sade) y “Las edades de Lulú”. Con lo que tenía los mismos prejuicios que la mayoría. No se puede reducir un tema tan complejo e histórico a una fusta, esposas y cuero. Craso ERROR.

Según la RAE, sadomasoquismo significa “tendencia sexual morbosa de quien goza causando y recibiendo humillación y dolor”. Definición demasiado abreviada para mi gusto, no es tan sencillo. Es más, cambiaría el “y” por el “o”. ¿El sadomasoquismo es simplemente una tendencia sexual? ¿En serio? Ni todo es tan sencillo ni tan drástico al mismo tiempo.

Pero vamos a comenzar por lo obvio, lo que la misma palabra indica. SADO, de sadismo proviene de Sade por el histórico y popular Marqués de Sade. Su apellido se convirtió en sustantivo a raíz de las controvertidas obras que escribió en determinada época. Sadismo viene a referir, por tanto, y siempre según la RAE “perversión sexual de quien provoca su propia excitación cometiendo actos de crueldad en otra persona// Crueldad refinada, con placer de quien la ejecuta.”

¿Van reconociendo a Mr. Grey? 😉

Masoquismo viene siendo “perversión sexual de quien goza con verse humillado o maltratado por otra persona// Cualquier otra complacencia en sentirse maltratado o humillado.” (RAE)

A lo largo de la historia las artes han reflejado este estilo de “disfrute, perversión, sufrimiento, goce, humillación, sexualidad” y un largo etcétera de adjetivos, cada quien que elija el que más convenga a sus convicciones. Pero en Antropología LOS PREJUICIOS NO SIRVEN PARA NADA, solo para incordiar. La objetividad y la mente abierta es la base antropológica para alcanzar el entendimiento. Por ello, ESTE POST NO ES UNA OPINIÓN, no la busquen aquí. Simplemente estoy plasmando algunos hechos sobre este tema.

Indagando en la literatura podemos encontrar la Justine del Marqués de Sade, Las edades de Lulú de Almudena Grandes, La historia de O de Pauline Reage, Nueve semanas y media de Elisabeth mcNeill y muchas más. Todas estas adaptadas al cine. ¿Les suenan, verdad? Será quizá que este tema está en la cultura más de lo que nos hayamos parado a pensar. Un punto en común de la literatura que trata el sadomasoquismo es que, generalmente, ni los sádicos ni los masoquistas que se retratan comienzan como parejas. ¿Curioso? ¿Casual? Veamos.

Estas (inicialmente) “no-parejas” no buscan una simple satisfacción de líbido sino que tanto el sádico como el masoquista buscan la aceptación del otro y un reconocimiento que va más allá del ámbito íntimo. Aunque esto es abreviar demasiado.

Volvamos al señor Grey. Christian Grey le ofrece un contrato a Anastasia donde pretende marcar, entre otras cosas, unas obligaciones de la sumisa para con él. Es completamente entendible que este hombre sienta la necesidad de dejar bien atado todo lo que esté a su alcance puesto que el sádico nunca aceptará que el masoquista le iguale en poder. Todo juego viene con reglas que los jugadores aceptan antes de comenzar. Pero el sádico no se conformará simplemente con la posición de roles desiguales. Hay más. Para alcanzar la dominación ansiada el masoquista ha de ser sometido y es por ello que la desigualdad es necesaria para el dearrollo de la “relación”. Ha de haber un superior sobre un inferior. Así va el juego, hagan sus apuestas: ¿Puede este tipo de relación dilatarse en el tiempo?

Cuando consigue reprimir al masoquista, el sádico siente confianza en sí mismo y una seguridad que irá en aumento proporcionalmente a la disminución de estos sentimientos en el masoquista. Es evidente que el sádico necesita al masoquista. El primero necesita al segundo. La dependencia del sádico es tal que no puede dejar nada sin atar (y no me refiero a ningún juego físico, no se vayan a pensar). El dominante también desea que se le desafíe, que le ofrezcan resistencia pero siempre dentro de su control. El masoquista ejerce el rol de cumplir los sueños y fantasías del sádico. Para que esta relación continúe en el tiempo ha de ir reactivándose, de modo contrario el sádico se sentirá solitario y aburrido y el masoquista acabará por darse cuenta del verdadero poder que ejerce sobre el dominante con lo que dejaría de sentirse dominado. El juego toca a su fin. Reinventarse o morir.

Si les interesa leer sobre el tema, hay mucho donde indagar. Yo les he ofrecido un pequeña reseña. Les he intentado asomar la patita de un mundo psicológicamente interesante.

WLA_lacma_Rodin_Eternal_Idol  El ídolo eterno. Rodin (Fuente: http://goo.gl/WKJua)

“Cualquier poder, si no se basa en la unión, es débil.” Jean de la Fontaine

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. argonautakula
    Ene 06, 2013 @ 18:01:41

    Quizá lo relevante es que todo el mundo habla de él pero a nadie le gusta, pero lo lee y le engancha. Sobre todo las mujeres, como dices. El otro día hablaban de él unas compañeras del trabajo y decian exaxctamente lo mismo.
    Parece que el tema es tabú, pero si recuerdas algo de eso, sólo se prohibe lo que se desea, por lo que, desde este punto de vista, el masoquismo y el sadismo tienen mucho de humano y poco de perversión, a mi juicio. Si lees a Freud y las entradas de esas definiciones en el diccionario de Laplanche y Pontalis te aclarará bastante. Matewrial que por cierto, utilizé el año pasado en la asignatura de “Ética y Psicoanálisis” del máster de filosofía.
    Buen artículo, por cierto, felicidades, y también por el blog.

    Responder

  2. lamiradadelislott
    Ene 06, 2013 @ 20:54:00

    Gracias por el comentario y por tus recomendaciones. Aunque en el post evito opinar, estoy de acuerdo contigo en que lo prohibido se desea y en que se trata de comportamientos humanos.
    Leeré lo que me recomiendas, un tema tan complejo y extenso precisa ser contrastado.

    Responder

  3. Antonio León
    Ene 09, 2013 @ 16:48:55

    Como bien dices, hay mucho por donde explorar. Los conceptos de sadismo y masoquismo van pareciendo cada vez más conceptos anticuados por demasiado simples,recordemos que provienen de hace más de un siglo en sociedades y culturas que cada vez suenan más diferentes al presente. Desde luego no lo son las conductas que definen, tan antiguas como el ser humano, pero sí su categorización.

    Por añadir alguna idea más a tu interesante reflexión, propondría considerar el dualismo dominante/dominad@ como explicación complementaria a la de sádic@/masoquista. El concepto de sadismo y específicamente el de masoquista, habla de dolor, de sufrimiento físico. La dominación, proyectada o recibida, no tiene por qué pasar por el dolor. sino por la relación de poder y dependencia, algo tan extendido como la propia vida. El sexo -en todo el mundo animal- hace que los individuos, por muy solitarios e independientes que sean, necesiten en algún momento de una cierta socialización, aunque sea solo de dos en dos. Y a partir de dos individuos, está en el aire que uno mande y otro obedezca (ley del grupo), aunque sea a un nivel tan sutil como imperceptible. Las parejas, incluso las ideales, establecen de manera inconsciente una tensión de poder y estamos programados para lidiar en ella… aunque no de una manera muy exitosa, la verdad. Pero existiendo la tensión de poder, ¿cómo no verse inducidos al juego de la entrega o el control y que este juego arrastre las pasiones y el placer?

    Saludos,

    Responder

  4. lamiradadelislott
    Ene 09, 2013 @ 18:39:30

    Muchas gracias por tu interesantísimo comentario y reflexión Antonio. Me gusta mucho lo que has añadido, sobre todo el matiz de la “ley de grupo”. El poder, la dominación, el rol dominante/dominado es un tema apasionante.

    Responder

  5. Sergio Torné Goncer (@tornegoncer)
    Ene 13, 2013 @ 11:06:07

    Debo comenzar diciendo que no he leído el libro y que es bastante improbable que lo haga, por lo que cualquiera podría reprocharme que toda opinión vertida acerca de Mr Grey y Mrs “ponme las esposas” es fruto de mis múltiples prejuicios sobre el tema y un desconocimiento total de la compleja psique femenina.

    Y no digo que no lo sean, ya me doy yo el palo preventivo…más que nada porque los hombres también tenemos lo nuestro (no seré yo quien no sepa reconocerlo) pero creo que después de que la mayor parte de mujeres de mi entorno me hayan dado la chapa con el supuesto encanto del pijo veinteañero de gustos raritos, me veo completamente legitimado para replicar que no se ve nada nuevo bajo el sol.

    Lo único que la novela parece subrayar es la tradicional atracción femenina por los capullos, a los que suelen acercarse con la esperanza de acabar convirtiendo a ese macho alfa que les tortura con su arrogante indiferencia en un orgulloso padre de familia con tripita.

    Algunas veces (sólo algunas) fracasan en el intento y la “experiencia no vivida” deja un poso muy aprovechable por la industria del entretenimiento para alimentar la vieja fantasía adolescente.

    Todo ese entramado pseudo-psicológico no deja de parecer un macguffin para justificar lo que de verdad supone el exitazo de ventas y es que el sexo vende mucho, muchísimo… la mujer reclama su espacio en ese ámbito, siempre y cuando pueda darle un toque de sofisticación y sortear elegantemente el sucio mundo pornográfico masculino (lo que resulta sucio para el hombre es más bien la certeza de que si el Sr Grey fuera mileurista no le pondría las esposas más que a su muñeca hinchable).

    Dicho esto, me parece interesantísimo tu punto de vista antropográfico, repleto de referencias cinéfilas y literarias…me gustaría añadir al elenco la mítica “Lolita” que tiene como aliciente el intercambio de roles, ya que en este caso el “sádico” es una treceañera con coletas.

    Y por deformación profesional no puedo evitar hacer mención a la cantidad de historias que comienzan como el libro (quitándole evidentemente todo el envoltorio literario) y acaban en casos verdaderamente sangrantes de violencia machista… el cuento no siempre acaba bien y el Sr Grey( en los casos que conozco, con apellido mucho más cañí y desde luego sin su refinamiento)se torna realmente en un hombre dependiente y acomplejado (como muy bien apuntabas al hablar de la necesidad del sadomasoquista) que no acepta la ruptura del contrato y acaba con una orden de alejamiento, en el mejor de los casos.

    Me traigo una cita del Marqués de Sade que lo ilustra muy bien

    El sueño…
    el sueño es el hermano de la muerte

    Un saludo!

    Responder

  6. lamiradadelislott
    Ene 15, 2014 @ 21:37:33

    Finalmente he de confesar que me quedé en la.mitad del segundo tomo. No lo he llegado a terminar. Si lo termino, será por cabezonería porque el segundo tomo es repetitivo. Y el ocio jamás debe aburrir.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

FAAEE

FAAEE+Antropología

AZTE-K

Sabores de Mexico

myboyfriendthecrocodile

From living the high life with Prince Charming in Chicago to divorcing her 2nd Spanish husband (aka “the crocodile”) + 2 kids later. Here is blog about the realities of a 21st century woman. Happy reading ladies!

MartuBlog

Política, cosas de Martu y hasta tontunas...

Á Sombra de Bouza Panda

O blog de Rafael Quintía

ePIDEmicas

Escribimos posibles imposibles, con la cabeza o con el corazón, pero siempre se nos ve la pluma.

El Antropólogo Principiante

Aprendiz de Antropología Social y Cultural

Instituto Jane Goodall Senegal

Programa de conservación del chimpancé de África del Oeste y gestión sostenible de los recursos naturales del Instituto Jane Goodall España .

SUPERVIVENCIA DIRECTIVA |sólo el cambio permanece

Era de la Innovación. Liderazgo Human Capital Gestión Cambio RRHH Virginio Gallardo

gentequeviaja

Un blog para viajeros que aman otras culturas

Laboratorio para Sapiens

Un espacio creado por ROSA M. TRISTÁN para investigar y profundizar en el trabajo y la vida de aquellos seres humanos que aportan sabiduría en este pequeño y maltratado planeta azul

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

ferroleconomiaycintasdevideo

Just another WordPress.com site

SERENDIPIA |Escuchando las oportunidades de cada día

Un blog de Alicia Pomares sobre recursos humanos, innovación, redes sociales corporativas, 2.0

ANTROPOTHINGS

para entendernos

De Boca en VocaBlog

Damos que hablar

A %d blogueros les gusta esto: