Mientras haya Malalas…

Apurar, cielos, pretendo,
ya que me tratáis así,
qué delito cometí
contra vosotros naciendo.[…]

¿No nacieron los demás?
Pues si los demás nacieron,
¿qué privilegios tuvieron
que no yo gocé jamás?

Fragmento de La vida es sueño, Pedro Calderón de la Barca

Son muchas personas que han trabajado insaciablemente por romper las barreras establecidas,  que lucharon por libertades anuladas y olvidadas. Habituales de las páginas de la historia moderna y popularizados bajo una visión romántica gracias al séptimo arte, personas como Madiba, Luther King, Concepción Arenal y un afortunado y extenso etcétera. Todos ellos defendían una causa que consideraban justa, una causa utópica que parecía una locura, una locura necesaria. Hay, menos mal, muchísimos más, anónimos todos gracias a los cuales este mundanal ruido no ha llegado al temido Armaggedon procalamado por pitonisas y pitonisos de tres al cuarto.

Es desde los más complicados contextos desde los cuales suelen surgir los corazones más apasionados. No necesitan empuñar armas ni esconderse bajo armadura alguna. Basta con su conciencia, su voz, su ejemplo, que consiguen vencer las trampas escondidas bajo sus pies por los cobardes opresores. Me refiero a las MALALAS que florecen en esta sociedad. “Sociedad” entendida como sociedad humana en conjunto, sin divisiones étnicas ni clasistas, sin jerarquías propias de la globalización, sin primer ni tercer mundo, sin barreras. SOCIEDAD y punto.

A Malala la quisieron callar con disparos. Cuando curó las heridas dijo: “Volver al colegio me hace muy feliz. Mi sueño es que todos los niños en el mundo puedan ir a la escuela porque es su derecho básico”.  Los hombres de la guerra decidieron que una niña que quería estudiar y que defendía sus pensamientos bajo el temible yugo de la palabra era un peligro e infundados con el poderoso MIEDO  que les vestía intentaron callar la voz de Malala.

g9530_malala.indd

Esa justicia divina que nadie sabe en qué se basa pero sobre la que todo el mundo sienta cátedra ha de poder explicar cómo funciona el reparto de los derechos terrenales. Yo nazco aquí y ahora y eso determina los derechos que se me conceden y los derechos por los que debo trabajar. Samba nace en el continente africano y se ve obligado a jugarse la vida cruzando unas cuantas fronteras para poder tener todo aquello de lo que le han hablado y le parece utopía, ha de hacerlo a escondidas porque cruzar según qué fronteras y según quien seas no está bien visto. Coromoto nace en el continente americano y tiene que ganarse la vida para dar de comer a sus hijos cuidando de los hijos ajenos, llora cada noche porque no sabe si sus hijos la comprenderán pero siempre le acompañá la fe en dicha justicia divina a la que se aferra para no darse por vencida. Rosalía nace en el viejo continente y tiene todo lo que Samba y Coromoto anhelan, pero vive con miedo a perder esos derechos heredados y piensa en lo triste que resulta repetir la historia de su abuelo, que emigró al país de Coromoto solo y analfabeto; y gracias al que hoy Rosalía tiene dos carreras y un máster y pronto tendrá una escobilla en la mano para limpiar baños en el continente más joven y lejano. Y Malala, que solo quiere ir a la escuela pero vive en un lugar donde ser del género femenino singular parece ser un impedimento para muchas cosas que Rosalía ni se llega a plantear. Malala, Samba, Coromoto y Rosalía han tenido vidas opuestas, oportunidades bien distintas, desventuras lejanas pero, tienen muchas cosas en común. Más de las que se imaginan. Los cuatro quieren tener los mismos derechos, los mismos deberes, vivir en una sola sociedad, sin fronteras divinas y monetarias, solo quieren ser felices. SOLO QUIEREN SER FELICES… y ver cómo sus hijos ríen, comen, van al colegio, se vacunan para no tener una simple gripe o juegan en la calle. Nada más. ¿Simple verdad? Pues el mundo y sus sociedades segmentarias no lo plantean tan simple. No lo es. Parece que no.

Desde aquí, desde mi sillón quizá parezca lejano. ¿De verdad es algo lejano? La historia, de la que debemos aprender línea por línea e incluso entre ellas, nos cuenta cómo todo cambia contínuamente. Los cambios no son inesperados, pero la ignorancia es la gran aliada para las grandes catástrofes. Esto me hace recordar la alegoría de la caverna de Platón, pero esto es plato para otro post.

Yo creo que Malala nos ha dado una bofetada, una bofetada de esas que no duelen pero espabilan. Algo tan obvio como ir a la escuela, a la que íbamos llorando algunos días y a la que anhelamos el resto de nuestra vida adulta, en la que forjamos las bases de nuestro individualismo como personas, donde comenzamos a socializarnos y a formar parte de colectividades.

Children-in-Indonesia-Travel-to-School-on-Suspended-Aqueduct Niños atraviesan un puente diariamente para ir a la escuela entre dos aldeas de Java.

 

Ir a la escuela, combatir la ignorancia para aniquilar el miedo, esa es la base de nuestra supervivencia social.

“Abrid escuelas y se cerrarán cárceles.” Concepción Arenal.

“El porvenir está en manos del maestro de escuela.” Víctor Hugo.

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. lamiradadelislott
    Oct 02, 2013 @ 15:06:16

    En referencia a este tema me gustaría recomendar la película “Buda explotó por vergüenza”

    Responder

  2. Antonio Leon
    Oct 02, 2013 @ 16:51:36

    Autentico y emocionante.
    Una maravilla.
    Gracias.

    Responder

  3. lamiradadelislott
    Oct 02, 2013 @ 21:51:14

    Muchas gracias por tus palabras Antonio

    Responder

  4. lamiradadelislott
    Oct 07, 2013 @ 14:13:45

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

FAAEE

FAAEE+Antropología

AZTE-K

Sabores de Mexico

myboyfriendthecrocodile

From living the high life with Prince Charming in Chicago to divorcing her 2nd Spanish husband (aka “the crocodile”) + 2 kids later. Here is blog about the realities of a 21st century woman. Happy reading ladies!

MartuBlog

Política, cosas de Martu y hasta tontunas...

Á Sombra de Bouza Panda

O blog de Rafael Quintía

ePIDEmicas

Escribimos posibles imposibles, con la cabeza o con el corazón, pero siempre se nos ve la pluma.

El Antropólogo Principiante

Aprendiz de Antropología Social y Cultural

Instituto Jane Goodall Senegal

Programa de conservación del chimpancé de África del Oeste y gestión sostenible de los recursos naturales del Instituto Jane Goodall España .

SUPERVIVENCIA DIRECTIVA |sólo el cambio permanece

Era de la Innovación. Liderazgo Human Capital Gestión Cambio RRHH Virginio Gallardo

gentequeviaja

Un blog para viajeros que aman otras culturas

Laboratorio para Sapiens

Un espacio creado por ROSA M. TRISTÁN para investigar y profundizar en el trabajo y la vida de aquellos seres humanos que aportan sabiduría en este pequeño y maltratado planeta azul

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

ferroleconomiaycintasdevideo

Just another WordPress.com site

SERENDIPIA |Escuchando las oportunidades de cada día

Un blog de Alicia Pomares sobre recursos humanos, innovación, redes sociales corporativas, 2.0

ANTROPOTHINGS

para entendernos

De Boca en VocaBlog

Damos que hablar

A %d blogueros les gusta esto: