Osa do Mar: Conexión cultural

Verano y festival. Verano y música. Van parejos.

Llega el verano y pensamos en festivales de música. Estos eventos al aire libre, donde la música y la naturaleza son protagonistas, crecen con fuerza año tras año y se consolidan como conexión cultural sin prejuicios de edad ni de ideología. Lo único que hay que hacer es ir a divertirse en ese aislamiento findesemanal del mundo.

Son innumerables los estudios que aseguran que la música nos transforma, nos lleva al trance, nos sube la adrenalina. Siempre me ha llamado la atención nuestros comportamientos en los conciertos, discotecas o cualquier lugar donde la música toma el control de las masas. Una gran dosis de desvergüenza se apodera del humano, una exaltación de la amistad y las emociones aparece de inmediato, todos somos capaces de comunicarnos al unísono (todos, hasta los enemigos). Es el PODER DE LA MÚSICA.

Según Pablo Herreros, antropólogo, “Darwin pensaba que la música se había originado en el marco de la atracción que se establece entre las parejas de animales y los sonidos que éstos emiten durante el cortejo. Darwin deducía estas ideas del canto de algunas aves cuando intentan encontrar pareja, pero otros autores no han restringido el origen a un solo contexto emocional y lo han atribuido a la necesidad de expresión en la totalidad de las emociones humanas.

Hace unos días asistí a la segunda edición del Festival Osa do Mar, en Burela (Lugo, España).

barca

En un paraje natural increíble, rozando el mar y con olor marinero. La música no paraba. La decoración , sencilla pero muy marinera. La actitud de la gente era entregada. Es un festival que lleva poco tiempo, pero crecerá.

redes   palé
Me acompañó con su cámara mi amiga Raquel para dejarnos algunas instantáneas que dejan ver el buenrollismo y la entrega musical de la gente.

DSC_1079       sonido tacos     azafatas jager

Concierto de Cápsula:

cápsula   capsula2

Un gran descubrimiento, Sexy Zebras:

zebras contraluz 2 zebras plúblico 2 zebras público

Entre concierto y concierto, DJ Chente no dejaba que el ritmo decayese.

dj and wife

Aunque este año solo hemos podido hacer una breve escapada al festival (por ello no hay más instantáneas que de parte de una sola noche), ha sido suficiente para saber que el próximo año queremos ir a vivirlo enteramente.

camisetas

Todas las fotografías han sido realizadas por Raquel Balsa. Un compendio de su visión del mundo:

Trabajo fotográfico de Raquel Balsa

La música es sinónimo de libertad, de tocar lo que quieras y como quieras, siempre que sea bueno y tenga pasión, que la música sea el alimento del amor.” Kurt Cobain

La música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido.” Leonard Bernstein

Los oficios olvidados (I): El sacristán y el sepulturero

Hace unas semanas rescaté de la hoguera (literalmente) un libro al azar, “Os oficios” de Xaquín Lorenzo*.

4203475-M Portada de “Os oficios”, Xaquín Lorenzo. Editorial Galaxia

 

No quiero dar a entender que me he cruzado con la Inquisición, un grupo de nazis o uno de pirómanos; pero se dió una noche cualquiera la casualidad de encontrarme en un mítico bar de mi querida ciudad naval (natal) donde en la hoguera encendida -aquí llamada “lareira”- mezclada con el entusiasmo y la emoción del momento, desembocó en que muchos de los clientes allí presentes decidieron metaforizar el cierre del mítico lugar con una purificación un tanto… fogosa.  Cuando, ya en casa, abrí el libro vi que es un compendio muy útil y ameno sobre los oficios de toda la vida, algunos ya en vías de extinción sino ya extinguidos, y me pareció un documento muy interesante. Por lo que he decidido que poco a poco iré plasmando aquí algunos fragmentos, para que si este libro no se salva la próxima vez de la hoguera inquisitiva y alucinógena de unos pocos y bravos fiesteros, de algún modo su contenido siga vivo 😉

quemar_libros

Arde un libro, se oscurece el pensamiento. Arde un libro, arde la libertad.

 

<<Veleiquí dous oficios que van xuntos no noso campo case sempre. O sacristán ou anemeiro adoita a ser un campesiño calquera que sabe axudar á misa, anque non sempre o faga, pois non fallan nenos ou mozos que, ocasionalmente, axudan de boa vontade en tal mester.

Aquí dos oficios que van juntos en nuestro campo casi siempre, El sacristán o “anemeiro” suele ser un campesino cualquiera que sabe ayudar a la misa, aunque no siempre lo haga, pues no faltan los niños o los chicos que, ocasionalmente, ayudan de buena voluntad en tal menester.

[…] Se o párroco vai fora, o dono da eirexa é o sacristán, que moitas veces “leva o rosario” ou a novena. O sacristán tamén tén a súa Pascua; niste tempo, polo xeral un domingo, colle un saco ó lombo e vai polas casas dos veciños, que lle dan, asegún os seus poderes, un cuarto […] de millo, centeo, fabas, patacas, … co que se axuda no arrenxo do seu vivir polo ano adiante.

Si el párroco se va fuera, el dueño de la iglesia es el sacristán, que muchas veces “lleva el rosario” o la novena. El sacristán también tiene su Pascua; en este tiempo, por lo general un domingo, coge un saco a las espaldas y va por las casas de los vecinos, que le dan, según sus poderes, un cuarto […] de maíz, centeno, habas, patatas, … con lo que se ayuda en el arreglo para su vida para el año que queda.

images

 

[…] o sacristán adoita ser tamén sepultureiro. Cando morre alguén, abre a focha de víspera, valéndose de pico e pá, deixando a terra amoreada a unha beira. Chegado o intre de “dar terra” ó difunto, baixa a caixa con coras, axudado por algúns veciños, e logo enche outra vez o burato coa terra que sacóu. Por iste traballo recebe un pago meirande ou máis pequeno, anque independente do que se lle dá coma sacristán.

[…] el sacristán suele ser también sepulturero. Cuando muere alguien, abre la fosa la víspera, valiéndose de pico y pala, dejando la tierra amontonada a un lado. Llegado el momento de “dar tierra” al difunto, baja la caja con cuerdas, ayudado por algunos vecinos, y luego llena otra vez el agujero con la tierra que sacó. Por este trabajo recibe un pago más grande o más pequeño, aunque independiente del que se le da como sacristán.

Cando a igrexa non o recrama, é un campesiño coma outro calquera, que atende ás herdades e coida a facenda, anque adoita presentarse ante os veciños coma un pouco enseñoritado.

Cuando la iglesia no lo reclama, es un campesino como otro cualquiera, que atiende a las herencias y cuida la hacienda, aunque suele presentarse ante los vecinos como un poco enseñoritado.>>

 

Como ya imaginarán, este texto no es actual sino de 1.983 y se refiere a la Galicia rural.

 

 

… continuará…

 

“No se acuerda el cura de cuando fue sacristán.” Refrán

“El que no da un oficio a su hijo, le enseña a ser ladrón.” Proverbio turco

 

 

* Xaquín Lorenzo “Xocas” fue un escritor e historiador gallego que perteneció al Grupo Nós junto a figuras como Vicente Risco u Otero Pedrayo. Fue miembro de la Real Academia Gallega y presidente del patronato del Museo do Pobo Galego. El Día de las Letras Gallegas le fue dedicado en el año 2004, honor reservado a unos pocos.

 

 

Entroido, un sentimento

Xa foi o Entroido e moitos inda están coa resaca entroidesca, por iso teño o placer, o gusto, a ledicia e a ilusión de poder compartir dende o meu blogue as vivencias dunha entroideira de verdade, desas que viven o Entroido dende dentro, dende dentro dunha comparsa galega. Ela é Noelia e forma parte da directiva de “Os Macanudos” de Barreiros, na Mariña Lucense. Coñecín a Noelia como compañeira nas horas de traballo e tanta paixón mostraba ó falarme do seu particular Entroido que inviteina a compartilo dende aquí. Moitas grazas polo tempo adicado.

Invito a todos a coñecer o Entrodio da Mariña Lucense. O próximo ano agardo poder acudir e deixarme levar con estes “Macanudos” que, por certo, seica levaron varios premios este ano. Noraboa e a seguir vivindo e fortalecendo o folclore galego!

****

<<Esforzo, adicación, compromiso, ledicia, diversión…son algúns dos sentimentos que para min definen o entroido. O meu entroido mariñán… O meu… e o de moita máis xente. Porque a pesar de ser descoñecido por moitos, por non figurar como entroido de interese turístico, ou por non representar un entroido típico galego… non ten nin moito menos porqué ser desprezado; xa que é un entroido ESPECIAL.  Miles de persoas ano tras ano vivimos por e para él. Esperamos con añoranza a súa chegada, botamos centos e centos de días pensando nél e soñando con él. Non deixa de ser… un sentimento inexpicable, á vez que contaxioso, de gran felicidade.

 

Foto 1

Os Macanudos do 2014 no primeiro desfile da temporada en Foz (Lugo).

Tradicionalmente o entroido era considerado ese período de permisividade e descontrol que tiña lugar antes da cuaresma cristiá. A xente ocultaba a súa identidade e sumerxíase no “todo vale”. Na actualidade eu vivo outro tipo de entroido. A permisividade está presente no día a día.  Para min pensar no entroido significa pensar na obtención de resultados.  De resultados, sentimentais! Durante meses preparámonos para eses días de troula, onde o sorriso non se borra das nosas caras, a pesar dos nervios, dos contratempos, da choiva, do sol asfixiante,  das grandes perdas… o único que importa é pasalo ben e facer q os demáis o pasen ben.

Aló polo 2011 surxíu na miña vida unha nova oportunidade. No pobo veciño ao meu Foz natal, Barreiros, un grupo de persoas (que máis tarde descubriría que son maravillosas) ían retomar unha antiga agrupación “entroidesca”, ou mellor dito unha comparsa. Durante finais dos anos oitenta, principios dos noventa, e coincidindo coa miña infancia, adicábanse a disfrazarse, bailar, turutear, entreter á xente, pero sobre todo a pasalo ben. Eran os míticos MACANUDOS!

Foto 3         Foto 2

Os antigos Macanudos, diferentes anos.

Cando se me prántexou dubidei, pois proveño dun pobo con gran tradición neste tipo de agrupacións e nunca antes pensara formar parte delas, a pesar do moito que chamaban a miña atención.  Tras-me decidir a sumerxirme de cheo nesta aventura,  comprendín o traballo e esforzo que conleva pertencer a elas. Pero sobre todo descubrín que era unha parte da miña vida que anhelaba sen sabelo.  Os momentos de tristura son moitos menos cando te rodeas de “entroideiros” de verdade. Os meus Macanudos son tal e como di o nome, moi macanudos. Nunca falta alguén para sorrir, alguén que che dea un abrazo, alguén con quen disfrutar da festa e con quen afrontar un problema. Facemos música e baile, o ritmo corre polas nosas veas! Non sei qué sería da miña vida sen unha turuta para interpretar unha canción! Sen uns zapatos de flamenca para poder bailar sobre eles! (Aínda que rematan por destrozarme os pes).

Foto 4            Foto 5

Os Macanudos nos desfiles de Lourenzá e Mondoñedo (Lugo).

Orgullo e satisfación é o q sinto. Non só por ser macanuda, senón de formar parte do Entroido da Mariña Lucense, onde o arte local percorre pobos e invade ás persoas todos os días do ano.
Vivo con cada entroido máis de quince días de troula, porque eu non festexo a queima do entroido, non quero pórlle fin, nin vivir un trance de luoito. Quero enlazar un con outro, para sempre, sempre, sentir vivo ao meu Entroido.>>

Foto 6

Detalle do disfraz do 2014 no desfile de Foz (Lugo).

Por Noelia Núñez Rivera, entroideira de corazón e macanuda por sempre

Cosificando sonrisas

En los últimos tiempos el diseño que transmite positividad no es que se haya puesto de moda, es que ha aterrizado en el mercado como si hubiera llegado una nota que todo el mundo deseaba escuchar pero nadie había conseguido afinar.

La explosión del diseño al alcance de todos no es nuevo, sólo hay que ir a ebay o a los blogs de decoración y ver qué cantidad de pequeñas cosas nos han rodeado siempre. Pero la nueva tendencia se basa en la POSITIVIDAD, ese ha sido el detonante. Llega la crisis, se nubla el horizonte y los nuevos diseñadores nos ofrecen una alternativa para esbozar pequeñas sonrisas. ¿Materialismo?  ¿Consumismo? ¿Esas palabras se asoman a su cabeza al pensar en pequeños diseños de cosas cotidianas adornadas con “buenrrollismo”? Sería un ERROR simplificar tanto. A otras sociedades me remito:

Marcel Mauss, considerado uno de los padres de la etnología francesa, en su “Ensayo sobre el Don” nos habla sobre el hau maorí o “espíritu de la cosa donada”. El hau es el espíritu de las cosas del bosque y de sus animales. El hau permanece en el artículo (taonga) aunque cambie el poseedor, aunque el hau en el fondo quiere volver a su lugar inicial. Se desarrolla una cadena de usuarios hasta que éstos, por medio de festines y regalos devuelven un equivalente o algo de mayor valor; de este modo el último donante consigue autoridad y poder sobre el primero. En el derecho maorí, la cosa posee un alma; así que regalar una cosa a alguien es regalar una parte de uno mismo.

Maurice Godelier, uno de los fundadores de la antropología económica francesa, llegó a la conclusión de que los objetos sagrados son cosas que no hay que vender ni dar, sino guardar. Pues son dones que los dioses o espíritus habían hecho a los antepasados del hombre y que, por consiguiente, sus descendientes actuales no deben dar, sino conservarlos celosamente. Un objeto sagrado es un objeto material que representa lo irrepresentable. No es bello, es más que hermoso, es SUBLIME. No se trata de estética, sino de emoción.

He elegido estos dos pequeños ejemplos a modo de pincelada para sentar mi teoría de que las “cosas” y su significado no es un invento de nuestra sociedad consumista, todo tiene un origen. Esa bonita taza con mensaje positivo y diseño alegre no tiene un espíritu que convierta el líquido que vertemos dentro en una pócima de energía y felicidad, hasta aquí todo correcto (y cuerdo). Pero todas esa pequeñas cosas, nos aportan una marca personal, nos inspiran, nos adornan y, sobre todo, nos dibujan una sonrisa porque si. Porque todos miramos para el arcoiris cuando sale y nunca nos traslada la misma sensación que el nubarrón gris oscuro que tanto nos acompaña por los nortes.

Miren su mesa de la oficina, las mesas de sus compañeros. Cada sitio tiene pequeñas señas de identidad. Por poner también un ejemplo de nuestra sociedad.

Yo les dejo como siempre un par de citas, esta vez de una diseñadora de pequeñas cosas bonitas (que no es porque sea amiga -que también- pero es que tiene unos diseños muy pero muy arrancadores de sonrisas), que nos recomienda lo siguiente:

1525733_566985220058542_1384689307_n                 Mensaje en uno de los diseños de http://ualashop.com/

1016439_566985516725179_265929070_n              Mensaje en uno de los diseños de http://ualashop.com/

Esta no es otra lista de propósitos para el año nuevo

Comparto la entrada del blog de mi amiga Marta, el alma mater de http://www.ualashop.com:

Esta no es otra lista de propósitos para el año nuevo.

Decalogizados

Quiero proponer un juego: el juego de los decálogos. El mecanismo es muy sencillo, consiste en encontrar entradas en la red en cuyo título aparezca la palabra “Decálogo“. Gana quien más encuentre. ¿Sencillo verdad?

Seguro que más de uno ya lo ha pensado en alguna ocasión, pero a mi me llama poderosamente la atención la cantidad de “decálogos” que se publican con apariencia de doctrinas desde que el social media existe (hace dos días…).

¿Hasta aquí de acuerdo? ¿Es una tendencia actual para rellenar de modo facilón y rápido líneas y pantallazos en presentaciones y blogs?

Pues no, esto no es cierto. Los decálogos nos acompañan desde tiempos pretéritos al calendario gregoriano, fíjense sino lo célebre que hizo a Moisés una zarza en llamas y un par de losas con el decálogo más famoso del mundo occidental, un decálogo repleto de órdenes y prohibiciones que todo buen samaritano ha de cumplir a rajatabla… Que tire la primera piedra quien no se haya saltando alguno a la torera. Vamos, que el 6, 8, 9 y 10 son los más acatados. Estoy convencida de ello… (Aquí una ayudita: Decálogo de los mandamientos cristianos). 😉

image

Pero dejando aparte la historia de la humanidad recitada a través de decálogos y enumeraciones varias, lo cierto es que antes de nada hay que señalar que según la RAE un decálogo es un “conjunto de normas o consejos que, aunque no sean diez, son básicos para el desarrollo de cualquier actividad“.

Lo cierto es que los artículos cuyo título comienza con la palabra “decálogo” provocan una atracción visual más potente. Y, sin duda alguna, a la hora de memorizar es más fácil enumerar que parrafear. La necesidad de ordenar y categorizar a la hora de organizar da protagonismo al decálogo para facilitar la tarea de que se trate. Un famoso ejemplo es la taxonomía de Linneo quien clasificó a los seres vivos en niveles jerárquicos.

Mismamente las empresas, partidos políticos o comunidades sociales de toda índole suelen tener un decálogo que las define y donde enumeran su política. Todo individuo perteneciente al grupo social ha de conocer de pe a pa el contenido y aplicarlo a su filosofía de vida. ¿Órdenes, consejos o dogmas?

image

Haciendo una simple búsqueda en Google nos podemos encontrar con decálogos de todo tipo: para ser feliz, para dejar de fumar, decálogos de profesiones (abogado, psicólogo, etc), de la pareja, de ligoteo, para ganar autoestima, y un larguísimo etcétera.

Muchos se apuntan al carro de la escritura y publicación fácil. Con esto de las enumeraciones (copia y pega al poder), han descubierto una fuente anticreativa de publicaciones y mantenimiento de su marca personal. Gurús se hacen llamar algunos… ¿Gurús de qué? No importa, son gurús y eso alimenta egos y llama la atención de adoctrinados boquiabiertos.

Hay que tener cuidado, saber discernir un buen decálogo. A mi me parecen bien porque simplifican y van al grano. Pero hay que desaprender de tanta publicación diaria con la que nos bombardean y saber distinguir lo que nos puede aportar buenas ideas. El libre albedrío para escoger decálogos es importante.

Des-decalogizarse para encontrar buenos decálogos. Y crearlos, porque todos tenemos algo que aportar. Pero recuerden que el copia/pega está mal visto desde Ana Rosa.

¿Qué tiene de mágico el número diez?

  • Leibniz (matemáico) dijo que el “1” era símbolo de unidad y representaba a Dios, mientras que el “0” representaba la nada.
  • En la Biblia aparece frecuentemente como número representativo de: diez mandamientos, diez plagas egipcias, diez leprosos, diez vírgenes, etc.
  • Es para los pitagóricos, la suma de los conocimientos humanos.
  • Se le llamaba «número universal» y por contener a todos los restantes, se consideraba como una representación de la eternidad.
  • Los griegos lo llamaban panteleia, es decir «lo completo, lo realizado» y entregaban a los dioses la décima parte de sus botines de guerra.
  • Para los mahometanos hay sólo diez animales admitidos en el paraíso.
  • Para los budistas hay diez puntos de perfección.
  • Hoy en día, el diez es sinónimo de la más alta calificación que puede obtenerse al evaluar un trabajo.

FAAEE

FAAEE+Antropología

AZTE-K

Sabores de Mexico

myboyfriendthecrocodile

From living the high life with Prince Charming in Chicago to divorcing her 2nd Spanish husband (aka “the crocodile”) + 2 kids later. Here is blog about the realities of a 21st century woman. Happy reading ladies!

MartuBlog

Política, cosas de Martu y hasta tontunas...

Á Sombra de Bouza Panda

O blog de Rafael Quintía

ePIDEmicas

Escribimos posibles imposibles, con la cabeza o con el corazón, pero siempre se nos ve la pluma.

El Antropólogo Principiante

Just another WordPress.com site

Instituto Jane Goodall Senegal

Programa de conservación del chimpancé de África del Oeste y gestión sostenible de los recursos naturales del Instituto Jane Goodall España .

SUPERVIVENCIA DIRECTIVA |sólo el cambio permanece

Era de la Innovación. Liderazgo Human Capital Gestión Cambio RRHH Virginio Gallardo

gentequeviaja

Un blog para viajeros que aman otras culturas

Laboratorio para Sapiens

Un espacio creado por ROSA M. TRISTÁN para investigar y profundizar en el trabajo y la vida de aquellos seres humanos que aportan sabiduría en este pequeño y maltratado planeta azul

Ssociólogos | Blog de Actualidad y Sociología

Blog de Actualidad y Sociología

ferroleconomiaycintasdevideo

Just another WordPress.com site

SERENDIPIA |Escuchando las oportunidades de cada día

Un blog de Alicia Pomares sobre recursos humanos, innovación, redes sociales corporativas, 2.0

ANTROPOTHINGS

para entendernos

De Boca en VocaBlog

Damos que hablar